31 mar. 2008

rEncarecido


erase una vez una reni
que vivia intensamente, en su sanidad demente
locura controlada, que le permitia ser todo y nada
sin sudar una gota.

y un dia una hoja cayo de un arbol
arbol decente, pobre pero honrado
que con su sombra golpeaba con caricias
los llantos de los acalorados
y sus raices crecian...

mas luego, interna en su sombra
la reni se sintio atraida por su propia vida
e hizo lo que tenia que hacer
por muy largas horas, y muy cortos dias
hasta que un dìa, aun era asì.

nieves y siempres, nuncas y soles
reinado de esperanzas nuevas y viejas
canastilla de pensamientos validos
amor de sobra.
nadie como tu.

No hay comentarios.: